Ernesto Sánchez Proal

Ernesto Sánchez ProalEs emprendedor en las industrias de alta tecnología y energía (eficiencia energética).
Estudió Ingeniería Electrónica en el ITESO (1984-1988) y luego una Maestría en Administración por Central Michigan University. Trabajó ocho años para IBM, seis de ellos en el área de manufactura en Guadalajara y dos en el área de desarrollo de computadoras personales en Florida, USA. Después estuvo once años trabajando para Jabil Circuit en áreas de administración de negocios y operaciones. Con su equipo en Jabil, obtuvo el Premio Estatal de Exportación y Calidad y el Premio Nacional de Exportación en 2002; el Premio Nacional de Calidad en 2006, el reconocimiento como Empresa Incluyente en 2004, y el Premio Nacional de Trabajo en 2005.
El 5 de marzo de 2004, Ernesto apareció en la primera plana de The Wall Street Journal como ejemplo de la transformación de operaciones de manufactura en México; en 2005 fue seleccionado como Manufacturero del Año por la revista Manufactura del Grupo Expansión. En 2001 presidió la Sección Guadalajara del IEEE (Instituto de Ingenieros en Electricidad y Electrónica); de 2003 a 2006 presidió Cadelec A.C., fue consejero editorial de la sección Negocios de Mural en 2005 y 2006 y miembro del consejo editorial general en 2008.
En Febrero de 2009, renunció a su cargo como Director Senior de Negocios de Jabil en México para enfocarse a la empresa Eneri Sistemas de Gestión Energética, S.A. de C.V. con la visión de convertirla en un jugador clave en la implementación y operación del smart grid en México.
Desde niño le ha fascinado el mundo natural, desde la biología hasta la astronomía; el empalme del conocimiento sobre negocios, operaciones de manufactura y diseño electrónico, conceptos de economía y conceptos de historia natural le han permitido proponer y habilitar sistemas de administración con base en principios de la naturaleza que se vuelven altamente eficientes y robustos al evolucionar. Es aficionado a la paleontología, la astronomía y la fotografía, especialmente fotografía de naturaleza y “cacería fotográfica” (aquí, su página personal); le gusta montar en bicicleta de montaña, especialmente cuando lo sigue su perro Simba, un labrador negro. Fue miembro del consejo editorial de Tedium Vitae y tiene toda la discografía de Joaquín Sabina.
En 2005, ganó un concurso de National Geographic al describir la palabra “aventura” en quince palabras: “El impulso que surge de la necesidad profunda del espíritu humano por encontrar lo desconocido”.